Avisar de contenido inadecuado

YA CABRÉENSE

{
}

YA CABRÉENSE

Nuevamente se enmochiló el debate sobre las objeciones a la Ley estatutaria de la JEP, esta vez por cuenta de los impedimentos y recusaciones en medio de las argumentaciones propias que "llueven sobre lo mojado"; y finalmente el tema de los impedimentos y recusaciones pasó de ser un tema jurídico a un tema politiquero ( Y menos cuando curiosamente el llamado a la cordura fue por parte de liberales y conservadores)

Debate que ya es justo y necesario dar, pues finalmente como dicen en Champetesburgo "la mano no impide gol" y a pesar de todo el pataleó tanto el acuerdo de paz como la JEP son una realidad (Sostenida sobre el desconocimiento de la voluntad popular con anuencia del Uribismo, pero al fin una dolorosa realidad)

Cualquier argumento en favor de las víctimas y contra el narcotráfico para seguir sosteniendo los palos a la rueda son actitudes infantiles y botadera de corriente frente a la decisión tomada al asumir la vocería en nombre del NO

Así las cosas tanto el gobierno como la bancada uribista, atendiendo a que la dilaciones a este debate terminan afectando la agenda legislativa e intereses nacionales que ya tiren la toalla; pues finalmente "el que por su gusto es triste que al infierno se vaya a quejar", ya no se "puede llorar sobre la leche derramada" y como dice el viejo Polo ya la Corte Constitucional "cantó a que gallo le van"

Y bueno, finalmente cierto es que lo señalado en las objeciones no son temas menores ni de poca trascendencia, pero ha venido ganando la lloradera y las falacias y en eso han tenido mucho protagonismo los que hoy se rasgan las vestiduras; y por eso andar machacando en hierro frío tampoco es la solución.... y bueno Octubre viene y la fiesta de la democracia llega, lo que decidan los congresistas hoy afectará a los aspirantes a gobernaciones, alcaldías, asambleas y concejos de mañana

{
}
{
}

Deja tu comentario YA CABRÉENSE

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre