Avisar de contenido inadecuado

Sebastián, rómpete el cuero si pretendes la muchacha. Una casa no se arregla con tripas de cucaracha

{
}

Sebastián, rómpete el cuero si pretendes la muchacha. Una casa no se arregla con tripas de cucaracha

Muchas voces aún señalan que el pasado se utilizó el difunto y tristemente recordado estado de sitio como un mecanismo de salvación política y jurídica, sin embargo no se puede perder de vista que incluso la Constitución de 1991 debe su existencia al Decreto 1926 de 1990 expedido durante un estado de sitio, pues la abstención para la convocatoria a la constituyente fue del 74% ( Eso habla mucho de nuestra preciada "tradición democrática".

Todos recordamos cómo se encontraba el país antes de la Constitución de 1991, incluso a nuestro querido Champetesburgo llegaron las noticias de violencia, narcoterrorismo, corrupción que aunadas a la desigualdad social sumieron al Estado en una verdadera crisis social. Cómo respuesta a ello la historia oficial nos vendió el cuento romántico de que gracias a una iniciativa estudiantil nació el bello slogan de: "LA CONSTITUYENTE ES EL CAMBIO"... PERO 28 AÑOS DESPUÉS RESULTÓ QUE NO ERA NINGÚN CAMBIO.

28 AÑOS después, y luego de un plebiscito en dónde la gran ganadora nuevamente fue la abstención; regresa el fantasma de la crisis política y social en medio de un posconflicto, y nuevamente los pescadores en río revuelto señalan que las soluciones son un estado de conmoción interior (Que no es más que el mismo estado de sitio pero con hielo) o una constituyente.

Dos soluciones que a la postre y en medio de tanta polarización, resultan lo mismo que quitarse el dolor de cabeza de un martillazo, porque al final...Sebastián, rómpete el cuero si pretendes la muchacha. Una casa no se arregla con tripas de cucaracha

{
}
{
}

Deja tu comentario Sebastián, rómpete el cuero si pretendes la muchacha. Una casa no se arregla con tripas de cucaracha

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre